Ingredientes:

  • 1 taza (240 ml) de nata líquida o crema de leche.
  • 3 cucharadas pequeñas de zumo de limón.
  • 2 cucharadas pequeñas de vinagre blanco.
  • sal.

Echar la nata líquida en un recipiente e incorporar a continuación el zumo de limon.
Con un tenedor batimos la mezcla, hasta que espese un poco. Cuando empieza a tomar consistencia es el momento de echar el vinagre y una pizca de sal. Seguimos batiendo con el tenedor y en unos 3 minutos se queda una crema espesa.